BIOGRAFIA

Marta López-Tormos nace a mediados de los ochenta en un Santander que ojalá hubiera podido fotografiar. Desde que puso el ojo en el visor de una cámara, supo que era la mirilla desde la que quería observar el mundo y capturarlo para otros. De curiosidad voraz y en constante aprendizaje, su actitud vital se traduce en sus fotos y su mentalidad soñadora, capaces de capturar la belleza de lo más cotidiano; desde un paisaje congelado en el tiempo, una sonrisa escondida entre la multitud e infinidad de cosas. Reside entre Madrid y Santander, en busca de nuevos horizontes que poder inmortalizar con su cámara